4 ago. 2012

- The host -

"...Porque nosotros no éramos unos derrochadores. Hacíamos que todo fuera mejor, más pacífico y hermoso. Y los humanos eran brutales e ingobernables. Se habían estado matando los unos a los otros con tanta frecuencia que el asesinato se había terminado convirtiendo en parte de su vida normal. Las variadas torturas desarrolladas a lo largo de los milenios de civilización humana habían sido demasiado para mi; no había sido capaz de soportar ni siquiera los escuetos panoramas generales oficiales. El fuego de la guerra había hecho arder la superficie de casi todos los países. Un tipo de asesinato consentido, organizado y brutalmente efectivo. Quienes vivían en naciones donde imperaba la paz habían mirado hacia otro lado mientras los miembros de su propia especie se morían de hambre en el umbral de sus puertas no había ningún tipo de igualdad en la distribución de los abundantes recursos del planeta. Y para añadir aún más maldad, sus retoños, la siguiente generación, a la que los de mi especie casi veneraban por que constituían una auténtica promesa, habían sido demasiado a menudo víctimas de crímenes abyectos. Y no solo a manos de extraños, sino alas de las personas de las que dependían, en las que confiaban plenamente. Incluso se había puesto en riesgo a todo el planeta debido a los errores causados por la desidia y la codicia. Nadie podía, después de comparar lo que había sido y lo que era ahora, no admitir que la tierra era un lugar mejor gracias a nosotros..."


The host. Stephenie Meyer.