29 jul. 2013

Ratoncita de biblioteca + BookTag #4# ¿Esto o esto?

Hoy, después de algo más de un año, he vuelto a pisar la biblioteca del pueblo, y he recordado la sensación de regocijo que te invade cuando sales de ella con un título en la mano, te sientes especial. Así que creo que empezaré a sacar títulos de las bibliotecas más a menudo, que tengo el carnet de lector muerto de la risa en la cartera. La verdad es que nunca he sido muy de bibliotecas, pero no por nada en especial, sino porque soy demasiado egoísta; quiero tener todos los libros que me leo, ya sea para releerlos, para saber que los he leído... En realidad las bibliotecas me encantan, me encanta todo su ambiente y las cosas que transmiten, lo único que no me gusta de las bibliotecas es que todos esos libros no son míos. Pero tiempo al tiempo, está en uno de mis propósitos para la edad adulta el formarme una biblioteca personal que abarque las cuatro paredes de una habitación de suelo a techo ♥
En fin, todo esto viene a que volví a aparecer por la biblioteca pensando que podrían tener el libro de La invención de Hugo Cabret del que ya hablé en el último BookTag. Por desgracia no lo tenían, y como me conozco, no supe salir de allí con las manos vacías. Mirad que preciosidad me traje y será mío durante todo un mes ♥

Las siete aventuras de Narnia reunidas en un solo tomo con ilustraciones y una encuadernación divina. (Algo deteriorada por el tiempo, como era de esperar, pero no por ello menos bella). 
Siempre había estado posponiendo los libros de Narnia hasta conseguirlos todos (cosa que no he logrado salvo en formato digital) Al principio huía de leerlos en el ordenador, luego se me acumularon muchos títulos para leer en la tablet, conclusión: nunca le llegaba el turno a Narnia. Hasta ahora. Esta encuadernación me ha entrado por los ojos y pienso leermelos de una vez por todas. Narnia, ¡prepárate que voy!

Y ahora como no iba a ser para menos... 

*redoble de tambores*


Hoy toca otro BookTag sacado del vlog de flylikeabutterfly (pasaos, tiene unas estanterías envidiables ♥) que consiste en una serie de 14 preguntas relacionadas con las preferencias lectoras. Intentaré no alargarme mucho, que siempre tiendo a irme por las ramas (>w<'')

¡Comencemos!

1. ¿Audiolibro o libro físico?

Sin duda alguna, libro físico. No digo que los audiolibros estén mal, he escuchado algunos y están muy bien interpretados, pero es como ver una película, le quita el encanto a la historia. Las situaciones ya están expuestas según la imaginación de alguien, con cierta música y ciertas entonaciones que a lo mejor tú, leyendo, no le habrías dado. Además de que con los audiolibros tiendo a perder la concentración con facilidad y termino sin enterarme de la mitad de la historia. Libro físico. Definitivamente libro físico. 


2. ¿Tapa dura o tapa blanda?

Nunca me han gustado las tapas blandas, las que son sencillas se destrozan en seguida y las que traen solapas terminan resultándome molestas a la hora de leer. Puede que la tapa dura sea más pesada a la hora de sostener el libro y, quizás, menos manejable, pero viste al libro muchísimo mejor y lo conserva durante mucho más tiempo. Por razones de estética y elegancia, me quedo con la tapa dura. 


3. ¿Ficción o no ficción?

Ficción. Me gusta leer para desconectar del mundo, y si me pongo a leer cosas que han sucedido no voy a conseguir desconectar cuánto yo quisiera. La ficción me mantiene el ingenio vivo y me hace ampliar horizontes. 


4. ¿Mundos fantásticos o mundo real?

Probablemente una mezcla de los dos. Una historia ambientada en el mundo real con algún pasadizo hacia un mundo fantástico al alcance de unos pocos. Una trama que solo transcurra en un mundo fantástico o en un mundo real puede llegar a resultar tediosa. Jugar con los dos mundos, a mi parecer, es la mejor opción. 


5. ¿Harry Potter o Crepúsculo?

A pesar de que Crepúsculo me la he leído entera y de Harry Potter sólo me he leído un libro (por ahora) creo que la segunda tiene unos valores y unas enseñanzas más férreas e importantes que la primera. Crepúsculo es para soñar con el príncipe azul, con un amor eterno, con el chico perfecto que elegiremos para pasar el resto de nuestras vidas, y para momentos hormonalmente críticos está bien, pero Harry Potter, dejando a un lado el tema magia, nos enseña a luchar, a ser fuertes, a sobrellevar los golpes que pueda darnos el destino y a querer y proteger a todos los que están a nuestro lado. 


6. ¿E-reader o tablet?

A esta pregunta contestaré en base a lo que he probado, por lo que diré tablet. Nunca he tenido un e-reader entre mis manos, en su momento consideré que, pese a que el tipo de pantalla haría que mi vista se cansara enseguida, a una tablet podría sacarle más rendimiento y, por no gastar más de la cuenta, me hice con una tablet, cosa de la que no me arrepiento, hasta ahora me ha ido genial con ella. Regulándole la intensidad de la luz y la opacidad del fondo del documento no termina cansando tanto la vista. A lo mejor me planteo la opción de conseguir un e-reader, pero por el momento no me corre ninguna prisa. 


7. ¿Pedir prestado o comprar?

Como ya he dicho antes, soy muy egoísta e intento conseguir en propiedad todos los títulos que alguna vez he leído. He tenido libros prestados que (por diferentes circunstancias) me he demorado años en devolver, y como yo no soporto que me hagan eso con mis libros (no los presto casi nunca y cuando lo hago estoy encima de la persona hasta que se lo termina y me lo devuelve) prefiero buscarlos por otro lado o comprármelo. 


8. ¿Librería física o libreria online?

Librería física. Una librería online es muy impersonal, no puedes tocar los libros, no puedes curiosear su interior por si traen alguna ilustración, alguna maquetación curiosa, cosas que te incitan aún más a llevártelo. Además, tienes el asesoramiento del librero, y si eres habitual, te hará recomendaciones personalizadas, te tratará mejor que a nadie cofcofyteharadescuentoscofcof. Y el encanto de una librería física es algo que jamás tendrá una librería online. 


9. ¿Sagas o libros autoconclusivos?

Pese a lo que pueda parecer mirando mis estanterías (han sido cosas involuntarias, ¡lo juro!) prefiero los libros autoconclusivos. Hoy en día conseguir uno de estos libros es una odisea, sobretodo dentro del ámbito de la literatura juvenil, dónde todo son sagas que exprimen una historia hasta sacarle el mayor jugo (cofcofbeneficioscofcof) posible. Que eso no quita que no me gusten las sagas, OJO, pero sagas que tengan sustancia, que tengan cuerpo, no libros y libros de relleno que te alargan la trama de una manera exagerada sólo para vender más ejemplares. 


10. ¿Libros largos o libros cortos?

Libros, a secas. Poco importa que sean largos o que sean cortos, si la historia es buena y logra engancharme me lo leeré, así tenga 50, 100, 500 o 2.000 páginas. No me fijo en el grosor de un libro a la hora de elegirlo, lo elijo y punto. 


11. ¿Libros románticos o libros de acción?

¿Recordáis ese capítulo de Friends en el que Mónica hace mermelada en cantidades industriales y Joey no hace otra cosa más que comerlas? En una escena de este capítulo Chandler le propone a Joey dos opciones: en una mano, una chica desnuda; en la otra, una bañera llena de mermelada. Para esta pregunta (romance o acción) diré la misma respuesta que Joey le dijo a Chandler: 

"Une las dos manos"

Un libro que solo tenga romance puede resultar empalagoso y un libro que solo tenga acción puede resultar tedioso. Un romance que contenga altas dosis de acción es la combinación perfecta. 


12. ¿Leer bajo la manta o tomando el sol?

Puede que me veáis de tez morena y bastante propensa a broncearme, pero aquí donde me veis ODIO el sol. No soporto el calor. Lo único que me gusta del verano son las piscinas, las bañeras llenas, el mar... sitios en donde pueda meterme y chapotear, por lo que leer bajo el abrasador sol no es una de mis pasiones. Si voy a la playa lo hago, cuidando de que el libro no se llene de arena, ni se moje ni se decolore con el sol; y para evitar pensar en como los rayos de sol van derritiéndome neuronas una tras otra. 
Por lo que soy de las de leer bajo la manta, en invierno, con un frío glacial fuera de este que se te mete en los huesos. Así es como soy feliz. 


13. ¿Chocolate caliente o café con leche?

Recordando a Joey, juntemos ambas opciones. ¿No habéis probado una buena taza de café calentito con leche y un toque de chocolate? Oh divino néctar de los dioses. Y en frío también vale, estilo frapuccino. 


14. ¿Lees opiniones o decides por ti misma?

Leo opiniones para decidir por mi misma. Es decir, me gusta leer las opiniones de otras personas sobre los libros que me interesa leer, pero no siempre les hago caso. Si el libro no me entra por los ojos no me lo voy a leer, por muchas buenas críticas que tenga. 


Y bueno, ¡hasta aquí el BookTag de hoy! Este ha sido medio pesado al no necesitar fotos (que podría habérselas puesto, pero me dio mucha pereza... D:) pero estoy enganchada, soy una yonki de los BookTags. Y todavía me quedan más, tenéis para rato, el que avisa no es traidor. 
Y me despido ya, que me enrollo yo sola. Espero que os haya gustado. 

¡Que tengáis un buen día, Mariposas! ♥ Ƹ̴Ӂ̴Ʒ

No hay comentarios:

Publicar un comentario