11 abr. 2017

Hombre natural

«El hombre es bueno por naturaleza» 
Rousseau


Si nos metemos más a fondo en el tema, "el hombre es bueno por naturaleza, pero actúa mal forzado por la sociedad, que le corrompe". ¿Cuánto de verdad hay dentro del pensamiento de Rousseau? ¿Es cierto que un ser humano sin preocupaciones, guerras, industria, lenguaje ni hogar conserva la inocencia y, por ende, la felicidad? Lo veo difícil de comprobar dado que, sin lenguaje, no habría forma de comunicarse con ese ser primitivo y, a estas alturas, no podemos hacer el experimento en carnes propias a no ser que nos lobotomicen. Podría ser factible en caso de recordar como nos sentíamos siendo neonatos, sin lenguaje alguno, sin conocimiento, pero, ¿quien recuerda esas primeras etapas? ¿Por qué esas sensaciones no perduran a lo largo del viaje para guiarnos un poco mejor en el camino? 

Personalmente pienso que un hombre en estado natural, sin convenciones sociales, no sería necesariamente bueno. Creo que Rousseau en su teoría obvió el instinto de supervivencia presente en toda especie animal, a menos de que lo haya asumido en la condición primitiva de este humano natural y quede enmascarado como un rasgo positivo dentro de dicha bondad y felicidad. 

Pero, por otro lado, ¿qué entendía este hombre por bondad? ¿Qué entendemos nosotros por bondad? ¿Qué entiendes tú, individualmente, lejos de todo razonamiento manifestado por terceros, por bondad?

¿Es bondad no reírte de ese amigo que tropieza con una piedra por la calle? ¿Es más bondadoso el que lo ayuda a levantarse o el que llama a urgencias? ¿Es más bondadoso el que da lo que le sobra o el que consume menos? ¿Cuántos raseros hay para determinar la bondad? ¿Según nuestras creencias? ¿Nuestra educación? 

Rousseau decía que la educación se utilizaba para enmascarar lo vil, odioso y despreciable que era el hombre histórico. Que todo arte y toda ciencia servía para ocultar la degeneración tras apariencias, cortesía y retórica. Ergo, ¿el arte y la ciencia son meras máscaras? ¿De por si no contienen bondad? 
Yo, por mí misma, discrepo. Considero que no hay dos disciplinas más cargadas de emociones que las ciencias y el arte. No solo bondad, no se acota ahí. Ira, rabia, superación, empatía, bondad misma... contienen un amplio abanico. Pienso que el hombre científico, el hombre artista, no son hombres históricos según la filosofía de Rousseau, sino que han alcanzado el tercer estadio, el del hombre civil. Puede reparar y recuperar la felicidad y las libertades del hombre natural. 

A estas alturas no se cuanto habrás aguantado de la chapa sobre Rousseau. Ni siquiera se si tienes una ceja arqueada mientras buscas como sentirte. Baja la ceja, ahora toca hablar por mí, como estos días anteriores. ¿Crees que el hombre es bueno por naturaleza pero que es la sociedad la que lo corrompe? ¿Te consideras corrupto? No, claro que no. Lo que dijo el impulsor del romanticismo ya no tiene validez en la sociedad actual. Todos somos buenos a nuestra manera. Las miras se han abierto y no existe la guillotina. ¡Por fin somos libres!
No estoy yo tan segura de eso. 

¿Yo? ¿Qué crees que voy a decir de mí misma? Reconozco que no soy buena según los raseros católicos, pero tampoco soy mala. No me siento corrupta. Me siento engañada. Porque el único mal, el cáncer de toda sociedad, es la hipocresía. Puedes ser bueno, puedes ser malo, puedes llevarlo al extremo que quieras, tienes amplia libertad, pero siempre y cuando seas sincero. Y creo que ese sentimiento, a día de hoy, es más un animal mitológico. 

Así que voy a formular mi propia cita, irrevocable hasta próximo aviso, si es que algo cambia:

El hombre es egoísta por naturaleza, por ello,
creó la hipocresía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario