17 abr. 2017

Love always wins

¡HOY ES UN DÍA COJONUDISÍSIMO!

¡Joder Mike, joder!
No... Mike no, vamos con el producto más nacional:

¡Joder hermano, joder! ¡Soy una persona útil para la sociedad, joder! 
No voy a vender la piel del oso antes de cazarlo, por supuesto, pero el chute de café y las buenas noticias me hacen estar como si me hubiese metido 300 red bull en vena. ¡Qué sensación tan maravillosa, joder! ¡Qué bien sienta decir tacos cuando estás contenta, joder!

Esto me ha puesto de muy, muy buen humor, como puedes ver, pero no voy a abandonar la idea original del post de hoy. Love always wins ♥


El amor no es un animal mitológico. Existe, de verdad. Ese amor de las películas, ese amor de otros tiempos no se ha perdido. Ese amor caballeresco, de siglos pasados, esa pasión que no avergüenza admitir. Cuando ese sentimiento te inunda el pecho como un tsunami no lo puedes callar, tampoco disimular, se nota a simple vista. Fíjate la próxima vez que salgas a la calle, estos sentimientos hacen que vayamos casi flotando, sin a penas apoyar los pies en el suelo. 

Todavía dejamos mensajes en los espejos para demostrar nuestro apoyo y nuestro amor, todavía quedan niños que se enamoran desde el jardín de infancia y acaban casándose el día de mañana, no solamente esas parejas mayores que terminan cuidándose el uno al otro porque se que me dirás que crecieron en otros tiempos y que se han acostumbrado el uno al otro, que lo que queda es el sentimiento de hacerse compañía. Error. El amor siempre está ahí, siempre evoluciona. El amor no es solo pasión, puede durar para siempre si sabes cuidarlo bien. Si no lo entiendes es normal que algún día termine. No es tan difícil de entender, ni tampoco de llevar a la práctica. Cuando encuentras a alguien que piensa de igual modo que tú ese amor siempre irá a más, será ese amor que todos anhelamos, que todos envidiamos, que todos queremos y que, tarde o temprano, todos tendremos. 




Como no, todo llega a su momento, pero somos impacientes, queremos todo ya, de forma inmediata, pero nada más sencillo. Lo que está destinado a nosotros terminará llegando tarde o temprano. Ahí está lo bonito de creer en mañana sin dejar de disfrutar hoy. 

Ahora mismo estoy tan llena de sentimientos bonitos y grandes sueños que se me hace difícil hilvanar dos ideas para seguir hablándote. ¿A que va a ser verdad eso de que los artistas torturados son más prolíficos? Tiene que tener sus excepciones. Creo que debo empezar a fomentar mi creatividad con estados de ánimo felices y eufóricos. 

¡Espérame mañana! Que vendré preparada, te lo prometo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario